EL CONSORCIO CREA EL CONSEJO DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA PARA IMPLICAR A LA POBLACIÓN EN LA GESTIÓN DE SUS RESIDUOS
EL CONSORCIO CREA EL CONSEJO DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA PARA IMPLICAR A LA POBLACIÓN EN LA GESTIÓN DE SUS RESIDUOS
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El Consorcio Vega Baja Sostenible impulsa el Consejo de Participación Ciudadana para solucionar de una vez por todas el problema de la gestión de residuos en la Vega Baja y caminar juntos hacia una Economía Circular.

Ante el desapego, participación. Y ante los nuevos retos en la gestión de residuos, más participación si cabe todavía. El Consorcio para la Gestión de Residuos Vega Baja Sostenible, presidido por la Alcaldesa de Bigastro, Teresa Belmonte, ha puesto en marcha los mecanismos para constituir el que será el Consejo de Participación Ciudadana del Consorcio, una entidad llamada a debatir, colaborar, e incluso planificar en conjunto con las administraciones el futuro de la gestión de residuos en sus 27 municipios.

La hoja de ruta está clara: después de unas legislaturas en las que la polémica y la desunión han evitado la toma de decisiones conjuntas en la gestión de los residuos de la Vega Baja, participación, transparencia y colaboración de todos los actores implicados para reconvertir el Consorcio en “un ejemplo a seguir en la gestión de residuos”, según palabras en la última Junta de Gobierno de la Presidenta de la entidad, Teresa Belmonte. Y para ello, conseguir la “paz social”, uniendo a todos los representantes políticos y ciudadanos en torno a una idea común: “los residuos, bien tratados, pueden convertirse en nuevos recursos para nuestros pueblos y ciudades”.

Instalaciones nuevas, y ambiciosa gestión de los biorresiduos

Así, con la inminente puesta en marcha de la Planta de Transferencia de Dolores, que ahorrará grandes cantidades de combustible quemado en el transporte de los residuos, y centenares de kilos de CO2 ahorrados a nuestra atmósfera, se abre la vía del tratamiento de residuos de proximidad, siguiendo una de las primeras prioridades en la gestión de residuos marcada en rojo el el actual Plan Integral de Residuos de la Comunidad Valenciana y en las más avanzadas normas estatal y europea: el residuo ha de tratarse en el lugar más próximo al que se genera.

Ello abre la vía al planteamiento de una novedosa y ambiciosa gestión de los biorresiduos, que deberá adaptarse a las diferencias de población territorial (entre unos municipios y otros) y estacional (entre la época de otoño e invierno, y los cada vez más largos y calurosos verano y primavera), en los que se duplica la población de la Vega Baja. Esta novedad en el tratamiento y gestión de los biorresiduos, que comenzará a dibujarse al inicio del curso escolar y que tratará de ser una de las primeras asignaturas del Consejo de Participación Ciudadana y de la Junta de Gobierno del Consorcio, implicará que más del 50% del peso de la bolsa de la basura actual no haya de desplazarse para su tratamiento, sino que lo haga in situ, convirtiendo la materia orgánica en compost de calidad para abonar los campos de la Vega Baja y de todo el entorno.

Aparte de ello, el Consorcio dará un impulso definitivo a la gestión de los residuos más contaminantes y peligrosos del hogar a través de la ampliación de sus servicios de Ecoparque Móvil, y la puesta en marcha y recepción de Ecoparques fijos en las ciudades más pobladas del Consorcio. Ello, unido a una poderosa campaña de sensibilización social, y al estudio de la tasa consorciada de residuos para poder poner en marcha incentivos económicos a la ciudadanía que más recicle, dará “un impulso desconocido hasta la fecha en nuestros pueblos y ciudades para caminar juntos hacia una economía circular”, en palabras de Teresa Belmonte.

Pero para ello, es absolutamente necesaria la implicación de la ciudadanía en la gestión, que hasta la fecha, les ha resultado demasiado opaca. “Por ello, vamos a continuar haciendo de la transparencia en la gestión nuestra bandera, y vamos a sentarnos cara a cara con la ciudadanía más implicada para buscar las mejores soluciones y hacerlo por consenso”, según la Presidenta de la entidad. De ahí que la constitución del Consejo de Participación Ciudadana sea uno de los aspectos más importantes y destacados de este comienzo de curso.

El funcionamiento del Consejo de Participación Ciudadana

De momento, se ha publicado en los Boletines Oficiales y en la Sede Electrónica del Consorcio Vega Baja Sostenible, la propuesta de bases de funcionamiento del Consejo, para lo que se ha solicitado a los representantes municipales del Consorcio, que hagan extensible la información a las entidades cívicas y asociaciones vecinales de cada uno de los municipios, y puedan realizar aportaciones a las mismas.

Las bases expuestas contemplan un Consejo formado por 12 vocales, de los cuales 8 serán representantes de los colectivos sociales más implicados con el medio ambiente del territorio. Estos representantes, a su vez, llevarán la voz de toda la ciudadanía ante el Consorcio de Residuos, y podrán realizar aportaciones, informes, y solicitar toda la información o asesoramiento técnico que necesiten para la toma de decisiones. 

En el Consejo, que se reunirá con carácter ordinario al menos dos veces al año (una vez cada semestre), pero que podrá ser convocado con carácter especial para el estudio o toma en consideración de cualquier asunto de interés, se generarán “procesos de diálogo con el objetivo de alcanzar consensos”, según rezan las propias bases publicadas, si bien las decisiones se adoptarán por mayoría simple, en caso de no existir este consenso.

Aunque los acuerdos del Consejo de Participación Ciudadana no tendrán carácter vinculante, sus consideraciones serán tenidas en cuenta en los procesos de tomas de decisiones del Consorcio, y tendrán por principal objeto, “establecer un canal de comunicación bidireccional ciudadanía-consorcio”. Del mismo modo, el Consejo “deberá colaborar con el Consorcio en la transmisión de la información para fomentar la sensibilización ciudadana”, siendo los propios representantes ciudadanos los que participen así de una campaña de información veraz, permanente y que implique al resto de la ciudadanía.

Todas las sesiones del Consejo de Participación Ciudadana, eso sí, serán abiertas y públicas, por lo que cualquier ciudadano de la Vega Baja podrá asistir a ellas, con voz, pero sin. voto. Aunque la sede principal del Consejo será la misma sede del Consorcio Vega Baja Sostenible, no se descarta que sus sesiones tengan un carácter itinerante, desarrollándose por los municipios de la Vega Baja. “Queremos estar cerca de los ciudadanos, y escuchar sus propuestas y que conozcan las del Consorcio, por lo que trataremos de dinamizar este Consejo para que sea una herramienta absolutamente útil e innovadora, para conseguir una gestión de los residuos en la línea de las estrategias más avanzadas en pro de una Economía Circular”, ha afirmado Teresa Belmonte. 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Palacio Provincial, Avda. de la Estación, número 6, Alicante, CP 03005

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies